Garrapatas: parásitos de animales y personas

24/04/2015 | 0 Comentarios

Las garrapatas son parásitos externos que se alimentan de sangre por lo que tienen una elevada importancia a nivel médico y veterinario debido al gran número de enfermedades que transmiten. Esta mañana hemos extraído esta garrapata de la cabeza de una niña de siete años de edad. Por suerte, la pequeñina se dio cuenta nada más notó la picadura y pudimos quitarla sin problema.
Garrapata extraída de una niña
Comienza la época cálida en nuestra zona y con ello la aparición de numerosos ectoparásitos. En este artículo vamos a hablaros de las garrapatas. Las garrapatas son parásitos externos que se alimentan de sangre por lo que tienen una elevada importancia a nivel médico y veterinario debido al gran número de enfermedades que transmiten. De 899 especies de garrapatas conocidas, aproximadamente un 10% están implicadas en el mantenimiento y transmisión de diferentes tipos de patógenos tales como virus, bacterias, protozoos y helmintos, tanto en los animales como en las personas. Esto hace que las garrapatas se constituyan como el grupo más significativo de vectores artrópodos, siendo su importancia vectorial comparable a la de los mosquitos.
Ciclo biológico
Las garrapatas son ectoparásitos temporales. Alternan entre la vida libre y la vida parasitaria. El ciclo biológico está constituido por cuatro estados de desarrollo (huevos, larvas, ninfas y adultos), siendo todos ellos, excepto los huevos, parásitos hematófagos.
Garrapata: ciclo biológico
Adhesión al hospedador
La mayor parte de las garrapatas, en sus estados biológicos móviles, presentan un comportamiento de búsqueda que consiste en escalar sobre las hierbas, arbustos u otro tipo de vegetación frondosa, extender sus extremidades anteriores  y esperar a que los hospedadores pasen y se rocen con la vegetación. Cuando esto sucede, la garrapata se libera de la vegetación y se arrastra sobre el hospedador. Aunque las garrapatas pueden fijarse sobre cualquier lugar del animal, sus sitios preferidos son áreas de piel fina como la cabeza (particularmente las orejas), los espacios interdigitales, la espalda, la región inguinal y escrotal, y las axilas.
Alimentación
Siguiendo el patrón de alimentación de una hembra como modelo descriptivo, se pueden diferenciar dos fases:
  • FASE LENTA: puede durar varios días en algunas especies. Se produce un aumento de 2 a 50 mg y un incremento en el tamaño de 4 veces.
  • FASE RÁPIDA: dura de 24 a 48 horas y se produce de 12 a 36 horas antes del desprendimiento. Se alternan fases de succión y salivación con regurgitación, siendo procesos de gran importancia para la transmisión de patógenos. El peso aumenta de 50 a 250 mg (a menudo la hembra aumenta 100 veces su peso corporal) y el tamaño se incrementa 15 veces. Hay una absorción de 4000 mg de sangre.
Garrapata macho adulta
La saliva de las garrapatas está compuesta de un contenido complejo que cambia con el tiempo. Contiene productos vasoactivos, anestésicos, antiinflamatorios, inmunosupresivos, anticoagulantes, citolíticos y quimiotácticos. De esta manera, los componentes de la saliva suprimen la respuesta inmunitaria e inflamatoria del hospedador permitiendo a la garrapata permanecer fijada alimentándose de manera exitosa durante un periodo extenso de tiempo. Los efectos inmunomodulares de la saliva de la garrapata aumentan también el riesgo de transmisión y establecimiento de los agentes patógenos de manera que, una vez inoculado en la piel del hospedador, el agente patógeno encontrará una respuesta inmune local alterada que facilitará su supervivencia en esta fase inicial de la infección. Son muchos los tipos de garrapatas que habitan en nuestra zona. Creémos que la que hemos encontrado hoy se trata de un macho adulto de Rhipicephalus sanguineus. Pero no es la única que hemos visto estos días, ya que sois muchos los que habéis acudido a nosotros por infestación de estos parásitos en casa.
¿Cómo prevenir la transmisión de las garrapatas?
Es muy importante el control antiparasitario de nuestros perros para evitar la propagación de estos parásitos. Como siempre, en estos meses recomendamos el uso de collar antiparasitario y pipetas mensuales que cubran para pulgas, garrapatas y mosquitos. Cada vez existen más tipos de antiparasitarios, muchos de ellos “de calidad pobre” o con “efecto repelente natural”. La experiencia clínica que tenemos nos hace recomendaros productos antiparasitarios de calidad óptima, que son los que encontraréis en nuestro centro, ya que aquellos de dudosa calidad os suponen una inversión extra y finalmente no obtenemos los resultados deseados, poniendo así en peligro la salud de nuestras mascotas, la nuestra y la de los pequeños de la casa.
¿Qué hacer si encuentro una garrapata adherida a la piel de mi perro?
Es muy importante que si la garrapata “ha picado”, no la extraigamos con las manos, ya que de esta manera podemos dejar dentro de la piel el aparato bucal del parásito, lo que llevará a una reacción local considerable. Además, al apretar, hacemos que la garrapata libere saliva en el interior del organismo del huesped, ayudando así a la propagación de las enfermedades que la garrapata “transporta”. Según el número de garrapatas que tenga nuestro perro, habrá diferentes formas de extraerlas: si son muchas lo ideal son comprimidos orales muy eficaces y que actúan de una manera muy rápida. Si no son muchas, podremos aplicar un spray antiparasitario, pipetas, y además extraerlas manualmente con pinzas indicadas para ello. Esto último es importante ya que, como hemos dicho antes, una extracción incorrecta puede conllevar graves consecuencias.
Garrapata: pinzas para correcta extracción

Autores

Si te ha gustado, comparte. ¡Gracias!Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print