Prolapso ocular por mordedura

7/05/2015 | 2 Comentarios

Nene es un Lulú de Pomerania que este fin de semana tuvo un prolapso ocular derecho debido a un conflicto con otro perro de talla grande. Aunque no presentaba más heridas, parece que la presión ejercida por la mordedura facilitó la salida del globo ocular fuera de la órbita.
Nene tuvo un problemilla con otro perro con el que convive. En familias en las que conviven juntos machos y hembras, en ocasiones el celo de las hembras puede desencadenar enfrentamientos agresivos entre los machos. La hembra en celo supone un recurso al que proteger o, a veces, es un elemento suficiente para establecer un conflicto social entre los machos. Hablaremos detenidamente de esta cuestión en otro post, pero queremos recalcar la importancia de tener controladas estas situaciones. Tras el conflicto, su propietaria nos llamó enseguida ya que Nene había sufrido daños en un ojo. Nos dirijimos a la clínica a toda prisa y nos encontramos con que el globo ocular se había prolapsado desde la cuenca orbitaria.
Prolapso ocular: la distancia marcada por la flecha corresponde a estructuras que, en condiciones normales, no debe estar exteriorizado
Sedamos a Nene para una mejor exploración. Debido a la hinchazón de las estructuras oculares, entre ellas el nervio óptico, es difícil comprobar si el ojo seguirá siendo viable en primera instancia. Tras devolverlo a su posición original y el tratamiento médico adecuado, deberemos esperar e ir valorando la mejora en las próximas semanas. A priori, ya que las estructuras externas estaban intactas y había pasado muy poco tiempo desde el prolapso ocular  la rápida actuación de sus propietarios es algo fundamental en la correcta recuperación),  somos optimistas con la evolución, por lo que procedimos a la anestesia general de Nene para recolocar el globo ocular en su posición anatómica. Este procedimiento es muy delicado ya que la manipulación de estas estructuras puede ocasionarle pequeñas úlceras si no se hace correctamente. Aunque la córnea de Nene ya presentaba una úlcera de tamaño considerable, siempre es mejor no empeorarla. Una vez recolocado en su sitio, es necesario forzar el cierre del ojo con una sutura durante una temporada para así evitar un nuevo prolapso ocular. Es necesario un seguimiento de cerca durante la recuperación de Nene para ajustar la medicación cada día si es necesario, ya que un correcto postoperatorio influirá mucho en la correcta recuperación del ojo.
Prolapso ocular: puntos de sutura para evitar una nueva exteriorización del globo ocular
¡Iremos poniendo las fotos de Nene en sus siguientes revisiones y os mantendremos informados de su evolución!

Autores

Si te ha gustado, comparte. ¡Gracias!Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print