Rapar a mi perro en verano ¡No por favor!

30/08/2016 | 4 Comentarios

Rapar a un perro de doble capa conlleva sus peligros. Como profesionales de la peluquería y de la salud de las mascotas nos NEGAMOS a estos procedimientos debido a muchos motivos
Los perros necesitan el pelo para proteger su piel. Al rapar y retirar el pelo de cobertura, exponemos a la piel a fenómenos atmosféricos ( luz solar, aire, etc) para los que no está preparada y agentes infecciosos o físicos que pueden conllevar problemas médicos indeseables. En ocasiones, algunos de vosotros, motivados por la ola de calor, acudis a nuestro servicio de peluquería solicitando un rapado corto para vuestro animal. Esto se debe a la falsa creencia de que raparlos contribuye a aliviarles y a reducir la sensación térmica de nuestra mascota, y nada más lejos de la realidad.
Esquema de la protección ejercida por el pelo. En el ultimo dibujo se observan las consecuencias de rapar
Es cierto que cuando llega el verano nosotros tendemos a llevar menos ropa pero nuestros peludos funcionan diferente. Su piel no tiene las mismas características que la nuestra. La piel de los perros  no posee glándulas sudoríparas que le permita perder calor mediante el sudor, así mismo la conductividad y capacidad de intercambio de calor con el ambiente por conducción, convección y radiación son diferentes. En el perro la magia del aislamiento térmico es una combinación de la protección de la piel y su capa de grasa y el pelaje, siendo especialmente importante en la protección de la luz solar, el frío y el calor. Cada raza y cada perro tienen unas necesidades específicas propias de su pelaje:  de esta forma, el pelo de crecimiento continuo  debe ser cortado de forma habitual,  los perros con pelo fino  (con gran facilidad para que se formen nudos)  deben ser peinados asiduamente, el pelo con subcapa debe ser trabajado mediante la técnica de stripping, etc. Por lo que no es recomendable tratar el pelaje de todos los perros de la misma forma. En el caso de los perros de doble capa nuestra recomendación es NO RAPAR jamás de los jamases.
Funciones del pelo
La principal función del pelo en el perro es proteger a la piel:
  • Protege la piel y la aisla del frío, como si fuera un abrigo.
  • Hace efecto "impermeable" cuando llueve.
  • Ralentiza el proceso de absorción del calor (protege del calor).
  • Filtra los rayos UV.
  • Evita infecciones, dermatitis y otras agresiones como espigas, cortes, mordeduras, etc.
  • Mantiene grasas naturales equilibradas.
  • Evita arañazos, rascadas y desgarros.
  • Protege de las picaduras de mosquitos y de las moscas dificultando que lleguen hasta la piel, y ayudando a la prevención de enfermedades transmitidas por estos.
¿Que pasa si desprotegemos la piel al rapar a aquellas razas que no debemos? ¿Y al rapar a las demás razas?
  • Golpe de calor: Al aumentar la superficie de exposición de la piel se absorberá más el calor del ambiente y serán más susceptibles de sufrir esta situación de emergencia que es potencialmente mortal.
  • Quemaduras solares: sí, nuestros niños, como nosotros, también se queman. La piel que normalmente tienen cubierta por pelo, es mucho más sensible a las quemaduras. Siempre debemos poner protección en las zonas expuestas: puente nasal, etc y prestar especial atención en perros de pelo blanco con piel rosada.
  • El subpelo, lana o bajo pelo crece más rápido que el pelo de cobertura, por lo que sobresale más y "asfixia" al pelo de cobertura, de manera que no puede crecer bien. En muchas ocasiones esto hace que el propietario lo vuelva a rapar, por lo que el problema se agrave creándose un círculo vicioso que hace que nuestro peludo cada vez tenga peor calidad de pelo.
  • Alopecia posrasurado: se ha descubierto que hay muchos perros que tienen una falta de crecimiento del pelo después de rapar. Se desconocen las causas, pero finalmente vuelve a salir el pelo, aunque nunca hay un tiempo determinado.
  • Piel más expuesta a parásitos: sobre todo a picaduras de moscas y mosquitos, lo cual facilita la transmisión de enfermedades como Leishmaniosis, Filariosis, Erlichia, Anaplasma, etc.
¿Cuáles son las razas que no debemos rapar?
  • Golden Retriever.
  • San Bernardo.
  • Pastor Belga.
  • Boyero de Berna.
  • Samoyedo.
  • Border Collie.
  • Alaskan Malamute.
  • Akita y Shiba Inu.
  • Collie.
  • Terranova.
  • Mastin.
  • Chow-chow.
  • Pastor Inglés.
  • Pastor Catalán.
  • Husky Siberiano.
  • Pastor Alemán.
  • Pomerania.
El cuidado más natural y apropiado para este tipo de perros es ayudarlos  con un trabajo de cardado a mudar el pelo. Con esta técnica cepillamos el manto de nuestro peludo con un cepillo especial con el fin de eliminar específicamente el pelo muerto. ¡Veréis cómo disminuyen la cantidad de pelos que vemos por casa! La piel de tu mascota es el segundo órgano más grande su cuerpo, NO LA DEJES SIN PROTECCIÓN!!

Autores

Otras entradas que te gustarán
Si te ha gustado, comparte. ¡Gracias!Share on Facebook
Facebook
10Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print