Shocks eléctricos en Gran Hermano VIP: nunca a nuestros mejores amigos

18/01/2016 | 0 Comentarios

La semana pasada pudimos ver en Gran Hermano VIP como durante las nominaciones los concursantes recibían shocks eléctricos en el trasero. ¿Qué relación tiene eso con nuestros perros?
Me gusta observar el comportamiento, las reacciones, las estrategias sociales, los líderes y seguidores, la agresividad, el juego, etc. Aún con el sesgo de la televisión, a veces el programa nos ofrece gamas de comportamiento natural 100%. En este caso, no queremos perder la oportunidad que nos brindó el programa de observar las respuestas de los concursantes a los shocks eléctricos aplicado sin previsibilidad ni control por parte de los mismos.
¿Qué respuestas pudimos observar en los concursantes ante estos shocks eléctricos?
  • Sobresalto.
  • Gritos, resoplidos, lloriqueos y quejas.
  • Palabrotas e insultos.
  • Dolor que podíamos apreciar perfectamente en su gesto.
  • Evitación. Algún concursante no se sentaba correctamente para evitar el shock.
  • Miedo. Cuando empezaron a comprender la situación ya estaban asustados. A la mínima, se sobresaltaban. Su umbral de respuesta estaba mucho más bajo. Incluso se sobresaltaban cuando el shock eléctrico era aplicado al compañero de al lado.
  •  El pequeño Nicolás o Fran llega a dirigirse en tono enfadado al programa: “Ya está, ya habéis hecho el espectáculo en directo”, con cara de pocos amigos.
  •  Otros mostraban respuestas más leves, como pequeñas risillas a modo de descarga nerviosa.
Shocks eléctricos en Gran Hermano VIP
A colación de todo esto, os recomendamos ver el Documental “ El juego de la muerte”. En él se puede observar las pocas preguntas que alguien se hace cuando le piden que apliquen  shocks eléctricos a otro individuo.  Os dejamos el documental completo para que lo veáis con unas palomitas.
Este programa/documental está basado en los estudios científicos de Millgram, que estudia la derivación de responsabilidad. A muchos os sonarán aquellos estudios que buscaban justificar el poder de la autoridad para obedecer ordenes, en la Alemania nazi.
¿Qué hay de los collares eléctricos para perros?¿Por qué se siguen usando?
Aplicar  shocks eléctricos a otro individuo no nos duele, a menos que seamos muy empáticos. De hecho, los resultados del Juego de la Muerte son espeluznantes. Son muy pocas las personas que se ponen en el lugar del otro y se niegan a aplicar descargas. ¿Será por eso por lo que aún no hemos quemado todos los collares eléctricos del planeta? ¿Será porque no somos capaces de sentir lo que siente el otro? La ciencia ya ha declarado la inutilidad de estas técnicas, en algunos países están prohibidos o su utilización está limitada, pero ¿qué pasa con el sentido común?
Shocks eléctricos con collares para perros
Pues si, nadie lo dijo, pero “ El juego de la muerte” fue un programa inhumano. Las caras de los participantes lo denotaba, estaban asustados, estaban haciéndoles daño y eso era un espectáculo. A ninguno de ellos le fue de buen agrado. Empaticemos y hagamos un ejercicio de reflexión. ¿Qué pensarán nuestros perros de los collares eléctricos? De los collares eléctricos y todo tipo de variables como vallados, pastores, etc. Imaginaros a estas personas teniéndose que aprender la tabla del 17 (17×1=17, 17×2=…34, 17×3=………….51) en esa situación. Los shocks eléctricos  no son buenos compañeros, deterioran el vínculo (véase como se dirigían a la dirección del programa programa), estresan y  generan agresividad y miedo, incluso en los que no recibían el calambrazo. Nuestros perros viven esto igual o peor que nosotros. Pronto os pasaremos un artículo  de nuestra compañera Silvia De la Vega, veterinaria etóloga de Etología Veterinaria: “Lo que todo veterinario debe saber sobre las descargas eléctricas” o algo así. Es tan bueno tan bueno, que no se puede resumir, pero en ello estamos. De hecho, consideramos que dicha información debe llegar a todos los propietarios posibles ya que hace un análisis exhaustivo sobre los efectos de estos shocks eléctricos en el animal, a parte de las evidentes quemaduras en la zona con la que contacta el collar. Aprovechamos para dejaros el mítico “Collar eléctrico vs Clicker” y os envíamos un saludo desde CV Afán de Ribera.

Autores

Otras entradas que te gustarán
Si te ha gustado, comparte. ¡Gracias!Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print